Si crees en el futuro del coche pasional y divertido... ¡compra cambios manuales!

Mazda Mx 5 2019 Prueba 2 thumbnail

Hemos hablado largo y tendido sobre los cambios manuales en Diariomotor. Es complicado imaginarse un futuro sin ellos, pero la realidad es que el rumbo que sigue la industria del automóvil y su inminente transición a la movilidad de cero emisiones nos obligará a olvidarnos de los tres pedales. Por no hablar del advenimiento del coche autónomo y otros asistentes avanzados a la conducción, que no funcionan con un vehículo equipado con cajas manuales. Con todo, aún no es tarde para disfrutar de la conducción. De hecho, si te gustan los coches pasionales y divertidos, deberías olvidarte de los cambios automáticos.

Los fabricantes de coches no son ONGs, y se mueven por un único criterio: la rentabilidad de sus operaciones. Aunque de cuando en cuando a algún departamento de ingeniería se le permita una "canita al aire", la realidad es que si no hay demanda para sus productos, dejarán de venderlos o desarrollarlos. Y esto es exactamente lo que está sucediendo con los cambios manuales: como su demanda disminuye, dejan de estar disponibles, siquiera de forma opcional.

Mazda Mx 5 2019 Prueba 27

Se estima que en Estados Unidos menos de un 20% de los conductores saben conducir un coche equipado con cambio manual.

El avance de las nuevas tecnologías es imparable, y muchos coches siquiera están ya disponibles con tres pedales. Es algo que ocurre en multitud de SUV de reciente lanzamiento, y es algo que cada vez irá a más. No podemos culpar a alguien que conduce un híbrido de casa a su trabajo, o a alguien que se pasa dos horas al día en un atasco, de comprar un coche automático. En sus casos, es lo más sensato y lógico que pueden hacer. A los conductores que ven el coche como un simple medio de transporte de A a B tampoco les importan los tres pedales, y de hecho a muchos les agrada olvidarse de ellos.

¿Pero qué hay de aquellos que disfrutamos conduciendo? ¿Por qué cada vez se venden menos deportivos con cajas de cambio manuales? Uno de los motivos es por la creciente complejidad de sus sistemas electrónicos y ayudas a la conducción, por no hablar de su creciente nivel de potencia y prestaciones. Si a un superdeportivo como el Ferrari 812 Superfast le ponemos un cambio manual - algo que técnicamente es perfectamente posible - el conductor vería duplicado su trabajo. Tendría que controlar la furia de sus 800 CV, y además hacerlo galopar a su gusto mediante el baile de sus pedales.

Muchos asistentes y ayudas a la conducción complejas exigen implicar en la ecuación a un cambio automático. Una caja manual es una variable que muchos sistemas no pueden controlar.

Con 800 CV bajo el capó y esas prestaciones, todo pasa muy rápido. Incluso un fanático de lo analógico como un servidor reconoce que en estos superdeportivos de altos vuelos, un cambio manual pierde sentido. Pero este artículo no va tan dirigido a esos superdeportivos, de los que en España quizá se venden unas decenas al año. Va más dirigido a coches divertidos, pero terrenales, como puede ser un SEAT León Cupra, un Ford Fiesta ST o un Mazda MX-5. Coches que pueden oscilar entre los 20.000 euros y los 40.000 euros, y que afortunadamente están al alcance de muchos más potenciales compradores.

El Ford Fiesta ST siquiera se ofrece con cambio automático, pero un porcentaje muy significativo de compradores de compactos deportivos los eligen con cambio automático. Los actuales cambios de doble embrague son efectivos y rapidísimos, pero por muy bien que hagan ir al coche en cuestión, no consiguen implicarnos en la conducción de la misma manera que lo hace un cambio manual. No importa que el tiempo de vuelta con un DSG sea tres décimas más rápido que con un cambio manual. El circuito lo vas a pisar apenas unas pocas veces al año, pero vas a conducir el coche a diario.

Comprar un Mazda MX-5 con un cambio automático debería estar tipificado como delito en algún tipo de "código penal petrolhead".

Esa conexión entre el piloto y la máquina se está perdiendo a pasos agigantados, y la realidad es que un cambio manual, necesariamente te obliga a estar conectado con la máquina. Con un coche automático no eres mucho más que un pasajero. Hay algo mágico en los tres pedales, esa satisfacción de cambiar de marcha en el momento adecuado, aguantarla, o realizar un punta tacón. Y hacerlo por tí mismo, no porque el cerebro electrónico del coche lo está decidiendo. Es una experiencia mucho más visceral, y es una experiencia que en apenas unos años podría ser solo un recuerdo, algo incluso considerado anacrónico.

Si bien existen aún muchos utilitarios y compactos deportivos con cajas manuales, a medida que nos vamos aproximando a segmentos superiores, los tres pedales escasean más y más. Sólo uno de cada cuatro BMW M2 se venden con cambio manual, y los actuales BMW M3 y M4 tienen cambio manual en opción porque existe demanda en Estados Unidos. Si crees en el futuro de la conducción - no la autónoma, la de conducir tú el coche - te gusta divertirte al volante y vas a comprarte un coche, cómpratelo manual. Y nos harás un favor a todos. Si no compramos coches manuales, desaparecerán irremediablemente.

Prueba Ford Fiesta St 2018 22

Los fabricantes de coches no son ONGs. Si no compramos coches manuales, dejarán de ofrecerlos, y los tres pedales serán solo un recuerdo.


La entrada Si crees en el futuro del coche pasional y divertido... ¡compra cambios manuales! aparece primero en http://bit.ly/2MOBOm0
Compartir en Google Plus

Sobre AGNUS® PUBLICIDAD

Revista digital Autos es una publicación diseñada en archivo digital que se trasmite mediante internet. Hacemos revisión de publicaciones de lo más destacado en Internet y las ponemos más cerca de ti.
    Comentar la Entrada
    Comentar en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario