Probamos el Subaru XV ECO HYBRID. Ligero lavado de cara para un SUV híbrido que sorprende en off-road

Probamos el Subaru XV ECO HYBRID. Ligero lavado de cara para un SUV híbrido que sorprende en off-road

La segunda generación del SUV compacto Subaru XV, estrenada a finales de 2017, recibe una primera actualización que viene de la mano de su variante híbrida, con apellido ECO HYBRID, que será la piedra angular de la familia de este todocamino.

Ya nos hemos puesto a sus mandos en una primera toma de contacto, en la que nos ha demostrado que puede ser tan confortable en asfalto como divertido y capaz fuera de él. El Subaru XV ECO HYBRID ya está disponible en nuestro mercado, partiendo de los 30.500 euros incluyendo descuento de lanzamiento.

Con el Subaru XV ECO HYBRID la marca nipona ya tiene dos efectivos híbridos en cartera, que se suma al Forester de idéntico apellido. Y al son del límite de 95 g/km de CO₂ impuesto desde Europa en mayo también llegará la variante híbrida del compacto Impreza.

Subaru XV ECO HYBRID 2020, a prueba

Y es que la electrificación estará muy presente en el futuro a medio y largo plazo de Subaru, pues en 2025 lanzarán al mercado su primer eléctrico puro, que precisamente será un SUV compacto. El objetivo de la firma es llegar a 2030 con un 40% de modelos totalmente eléctricos para alcanzar el 100% en 2035. Así, sus modelos híbridos representan la antesala de esta nueva era.

El XV es, según Subaru España, su modelo más importante en nuestro mercado. No en vano, es su retoño más vendido: desde su lanzamiento en 2012 ha comercializado más de 8.000. Un éxito del que también goza a nivel global, con 1,2 millones de unidades vendidas en todo el mundo y más de 100.000 sólo en Europa.

Subaru XV ECO HYBRID 2020, a prueba

No obstante, está bastante lejos de otros SUV compactos en España: en 2019 comercializó 1.150 unidades frente a las 30.156 del Nissan Qashqai (más generalista y barato) o las 11.744 del Toyota RAV4.

Aunque la propia Subaru presenta a su todocamino compacto como un SUV de nicho, con ingredientes diferenciadores como su tracción total simétrica permanente (la única disponible en cualquiera de sus tres versiones), que es uno de sus principales reclamos junto a la tecnología de asistencia a la conducción de serie, bautizada como EyeSight.

Subaru se ha fijado el objetivo en 2020 de vender 3.000 unidades en España en su familia SUV, de las que la mayoría serán Subaru XV, pues está muy por encima de sus hermanos Forester (551 unidades vendidas en 2019) y Outback (518 unidades). De los mismos, esperan que el 60 % sean variantes híbridas.

Familia con protagonismo eco y ligerísimo lavado de cara

Subaru XV ECO HYBRID 2020, a prueba

La familia del nuevo Subaru XV la integran tres variantes, siendo dos de ellas alternativas: el ECO HYBRID y el ECO BI-FUEL, de GLP o Autogas. La gama la completa una única variante térmica pura, con el ya conocido motor boxer 1.6 gasolina de 114 CV, que de hecho comparte con la versión de Autogas. Todas van asociadas a un cambio CVT Lineartronic de siete velocidades que, en el caso del ECO HYBRID, incluye levas en el volante.

El tope de gama lo representa el Subaru XV ECO HYBRID, que monta la nueva tecnología híbrida e-BOXER y que combina un propulsor atmosférico de 4 cilindros e inyección directa de 2.0 litros y 150 CV con uno eléctrico de 12,3 kW (17 CV) que va integrado en la caja de cambios. Y si bien se trata del bloque gasolina ya conocido y estrenado en la segunda entrega, ha sido ajustado específicamente para trabajar mano a mano con el propulsor eléctrico.

Subaru XV ECO HYBRID 2020, a prueba

La batería, ubicada sobre el eje trasero, es de 118 voltios y le confiere una autonomía completamente eléctrica de entre 1 y 2 kilómetros. La misma se consigue a bajas velocidades, pues el XV ECO HYBRID no cuenta con modo eléctrico seleccionable como ocurre con otros rivales. Aunque tratándose de un híbrido no enchufable, bien es cierto que no tiene mucho sentido, pues la mayoría está en torno a los 2 kilómetros.

Así, el XV ECO HYBRID disfruta de la etiqueta ECO de la DGT, al igual que ocurre con el ECO BI-FUEL, homologando su consumo en ciclo combinado en 7,9 l/100 km y las emisiones en 180 gr/km de CO₂.

Subaru XV ECO HYBRID 2020, a prueba

Respecto al XV estrenado en 2018, que daba el pistoletazo de salida a la segunda generación, el Subaru XV cambia poco. Mantiene sus cotas exteriores (4.465 mm de largo, 1.800 mm de ancho, 1.615 mm de alto y 2.665 mm de batalla) y encontramos ligeros cambios en el frontal, como la parrilla en acabado metálico negro, la nueva configuración de las ópticas o el marco metálico que rodea los faros antiniebla.

Por su parte el resto de cambios se reducen a los rieles de techo, que ahora son plateados en combinación con piano, y al alerón trasero, también en negro piano.

Subaru XV ECO HYBRID 2020, a prueba
Subaru XV ECO HYBRID 2020, a prueba

En el habitáculo tampoco hay grandes novedades, más allá de la nueva tonalidad azul para los relojes de la instrumentación, que no es digital, una nueva moldura en tonalidad bronce para el salpicadero, con motivo fibra de carbono, y nuevas opciones de tapicería en cuero.

Además, con el XV ECO HYBRID se estrena una nueva tonalidad azul claro Lagoon Blue Pearl y un nuevo diseño para las llantas, de 18 pulgadas, en negro piano y plateado.

A bordo del Subaru XV ECO HYBRID

Si bien la habitalidad no cambia respecto al modelo de 2018 y las variantes gasolina y BI-FUEL, el XV ECO HYBRID pierde unos 35 litros de maletero respecto a la versión térmica por la ubicación de la batería. Pese a ello, el suelo del maletero es completamente plano y fija su capacidad en 340 litros.

Subaru XV ECO HYBRID 2020, a prueba
Subaru XV ECO HYBRID 2020, a prueba

La boca de apertura es generosa, con una anchura máxima a la altura de la bandeja de 1,03 metros, llegando a los 765 litros con los asientos abatidos tomando como referencia la altura de la bandeja, y llegando hasta los 1.193 litros totales hasta el techo.

Al ponernos al volante del Subaru XV ECO HYBRID encontramos un puesto de conducción muy cómodo, con una postura erguida, quedando la zona lumbar perfectamente recogida. También destaca la excelente visibilidad que ofrece, gracias a sus delgados pilares A, así como a sus anchos retrovisores laterales integrados en las puertas. Por contra, la luneta trasera es algo reducida, por lo que la visibilidad trasera es algo justa, aunque suficiente.

Subaru XV ECO HYBRID 2020, a prueba

Las plazas traseras, por su parte, también son muy cómodas, en menor medida la central como es lógico, aunque todas ellas disponen de reposacabezas, siendo además bastante erguido el respaldo en las tres. Asimismo, hay suficiente espacio para las piernas y la cabeza incluso para personas en torno a un 1,80 metros en las dos laterales, pudiéndose abatir la central para convertirse en un cómodo apoya brazos con dos posavasos integrados.

En el XV ECO HYBRID se mantiene además la configuración de dos pantallas ya conocida. Así, dispone del display MFD (Multi Function Display) a color de 6,3 pulgadas, ubicado en la parte superior del salpicadero, que ofrece información de diversa índole como la climatización, algunas de las funciones de sus sistemas de asistencia a la conducción EyeSight o el flujo de energía entre la batería y su sistema de frenada regerativa, que nos permiten conocer cuando está recuperando energía, ya sea en descensos o cuando levantamos el pie del acelerador.

Subaru XV ECO HYBRID 2020, a prueba
Subaru XV ECO HYBRID 2020, a prueba

Bajo ella, en la zona central, va integrada la pantalla multimedia de ocho pulgadas, que va enmarcada en piano negro, pero tras un cristal que lo cubre por completo, y dispone de dos ruletas físicas y diferentes botones de acceso directo. Los botones capacitativos de la pantalla son bastante grandes y reducidos en número (un total de siete), buscando minimizar distracciones.

En el interior del Subaru XV ECO HYBRID 2020 se agradece el poco abuso de piano negro, que se reduce al marco del display y al de la palanca de cambios. Todas las superficies son de tacto gomoso y blandas, manteniendo la calidad general que ya conocimos antes de esta actualización. Dispone asimismo un generoso hueco para dispositivos móviles bajo el display, los dos posavasos y un ancho y profundo cofre al abrir el apoya brazos, donde encontramos otros dos puertos USB (bajo la consola multimedia hay dos) y una toma de 12V.

Al volante del Subaru XV ECO HYBRID

Subaru XV ECO HYBRID 2020, a prueba

Nuestra ruta con el nuevo XV ECO HYBRID ha sido esencialmente por vías rápidas, aunque en hemos rodado brevemente por ciudad por las atestadas calles del centro de Madrid, donde se muestra bastante ágil, gracias a una dirección blanda pero precisa, que hace gala de un nuevo sistema de asistencia de desmultiplicación variable VGR (Variable Gear Ratio), que mejora la estabilidad del vehículo tanto si el giro es corto como si es pronunciado (el tope lo sitúa en las 2,6 vueltas).

Las suspensiones son blandas, lo que mejora el confort a la hora de acometer cualquier resalto, así como fuera del asfalto. Además, Subaru ha trabajado para reducir la sonoridad en cabina, minimizando el sonido del motor en el interior, que apenas se aprecia incluso sin la radio o música puesta. Aunque en fuertes aceleraciones sigue siendo algo estridente, lo que viene de la mano del cambio automático CVT que tanto gusta a los japoneses.

Subaru XV ECO HYBRID 2020, a prueba

Si bien las marchas son simuladas, el cambio Lineartronic del SUV dispone de un total de siete y están bastante conseguidas, ofreciendo una sensación que se acerca a la de una de doble embrague en comparación con otros cambios de variador continuo.

Al seleccionar el modo manual y conducir con las levas, la respuesta es rápida, y nos permite ganar par rápidamente por ejemplo en adelantamientos en vías secundarias. El mismo puede aplicarse simplemente activando las levas, o bien, deslizando la palanca del cambio a la derecha.

Subaru XV ECO HYBRID 2020, a prueba

La tracción total permanente simétrica actúa forma automática, repartiendo mediante el Active Torque Vectoring (ATV) la fuerza del motor entre el eje delantero y trasero en un 60 % y 40 %, pudiendo llegar al 50 % en ambos en situaciones de baja adherencia.

Además, destaca por una gran estabilidad, reduciendo al mínimo el balanceo, gracias a que la barra estabilizadora va anclada al chasis. De igual manera, Subaru ha trabajado para reducir las vibraciones al mínimo en el habitáculo.

En general, el XV ECO HYBRID nos ha gustado mucho sobre el asfalto, aunque nos hemos quedado con ganas de ver cómo se desenvuelve en carreteras de montaña y trazados más comprometidos.

Un SUV con alma de todoterreno

Subaru XV ECO HYBRID 2020, a prueba

Sin duda, lo que más nos ha sorprendido de este Subaru XV ECO HYBRID es su gran capacidad fuera del asfalto, más propia de un todoterreno que de un SUV. Aunque nos los hemos encontrado también muy capaces, como es el caso del Range Rover Evoque o del Suzuki Vitara, sus bondades en terreno off road es uno de sus principales fuertes en comparación a otros todocaminos.

Ello viene de la mano del modo de conducción X-Mode, que se puede activar mediante un botón situado junto a la palanca de cambios. Para ello deberemos parar el coche casi por completo, por cierto.

El mismo, en el caso de la variante ECO HYBRID, es más eficaz, pues se ayuda del motor eléctrico que permite alcanzar un óptimo rendimiento desde parado (las versiones de motor térmico lo hacen a partir de los 4 km/h), circulando además sin necesidad de pisar el freno, ya que dispone de control de descensos que va frenando autónomamente.

Subaru XV ECO HYBRID 2020, a prueba
Subaru XV ECO HYBRID 2020, a prueba

Todo ello unido a la tracción total simétrica permanente, hacen que el Subaru acometa sin problemas caminos con surcos profundos, pudiendo elevar sus ruedas del suelo y traccionando con las que están en contacto con el firme, grandes inclinaciones, nos pusimos casi verticalmente en un par de 'magdalenas', o pendientes de elevado grado de inclinación sin despeinarse.

El Subaru XV disfruta de una altura libre al suelo de 22 centímetros, con un ángulo de entrada de 18º y un ángulo de salida de 28,6º. Todos sus bajos van completamente carenados, protegiendo la mecánica ante posibles roces en pistas off road

Así, por ejemplo en una uve pronunciada, dejamos actuar su control de pendiente en la bajada sin pisar en ningún momento el freno, para ayudarle con el acelerador para acometer la subida de la que salió airoso sin problemas. También lo hizo en una zona de surcos asimétricos de más de 40 centímetros de profundidad, donde 'danzó' gracilmente como lo haría todo un todorreno.

Subaru XV ECO HYBRID 2020, a prueba
Subaru XV ECO HYBRID 2020, a prueba

De igual manera, el XV ECO HYBRID nos ha demostrado ser de lo más divertido al altas velocidades en circuitos de baja adherencia: en una pista de barro y tierra, con el ESP desactivado, disfrutamos derrapando en los virajes. Y todo ello teniendo en cuenta que iba equipado con neumáticos de verano.

En conclusión, el Subaru XV ECO HYBRID 2020 ofrece, por tanto, una gran versatilidad, siendo una buena opción para aquellos que busquen algo más de diversión fuera del amable asfalto.

Tecnología de seguridad activa de serie

Subaru XV ECO HYBRID 2020, a prueba

El otro gran reclamo en el que se asienta el Subaru XV es la tecnología de seguridad, aunada en los sistemas de asistencia a la conducción EyeSight y que se incluyen de serie desde el acabado más básico en cualquiera de sus tres opciones mecánicas. Algo que ya hacía este SUV antes de esta nueva actualización.

Sin sobreprecio encontramos frenada automática de pre-colisión, control de crucero adaptativo, avisador por salida de carril y sistema de mantenimiento de carril, limitador de velocidad, aviso por pérdida de adherencia o aviso por avance del vehículo que circula delante, lo que se hace útil sobre todo en atascos.

En el caso del Subaru XV ECO HYBRID encontramos además en su acabado más básico (el Sport Plus que es el segundo de la gama XV) faros delanteros con función cornering o cámara de visión trasera, mientras que en su opción más completa Executive Plus añade otras bondades como asistente de ángulo muerto (mediante una luz activa en el lateral interior del retrovisor) o asistente de luces de carretera.

Subaru XV ECO HYBRID 2020, a prueba
Subaru XV ECO HYBRID 2020, a prueba

Y a estas bondades se suma tecnología al servicio del confort y la conectividad. Empezando por la primera, y en todas las opciones mecánicas, desde el acabado más básico Sport equipa asientos calefactados o freno de mano eléctrico (que se activa y desactiva manualmente). Por su parte, el tope de gama añade techo solar eléctrico, ubicado por encima de las plazas delanteras que puede retirarse por completo o abrirse parcialmente, o asiento del conductor ajustable eléctricamente con ocho posiciones.

En lo que toca a conectividad, el Subaru XV ECO HYBRID más básico equipa el display multimedia de ocho pulgadas con ocho altavoces (en el acabado base Sport de las versiones de gasolina y GLP es de 6,5 pulgadas y con seis altavoces) y doble puerto USB. Ambos son compatibles con Apple Carplay y Android Auto, aunque obliga a la conexión mediante cable.

Precios del Subaru XV 2020

Subaru XV ECO HYBRID 2020, a prueba

Si bien las opciones de gasolina y GLP del Subaru XV ofrecen hasta tres acabados (Sport, Sport Plus y Executive Plus), en el caso del XV ECO HYBRID sólo encontramos la Sport Plus y la Executive Plus, lo que hace que lleve un equipamiento algo más completo que las otras dos variantes desde su opción más económica como climatizador dual o volante y pomo del cambio en cuero, entre otras bondades ya señaladas.

El Subaru XV gasolina arranca en los 22.350 euros, mientras que los ECO BI-FUEL y ECO HYBRID hacen lo propio en 24.100 euros y 30.500 euros respectivamente. Estos precios incluyen descuentos de lanzamiento que oscilan entre los 1.400 euros y los 2.000 euros según versión.

  • Subaru XV 1.6i 114 CV AUT7 Sport: 22.350 euros
  • Subaru XV 1.6i 114 CV AUT7 Sport Plus: 24.500 euros
  • Subaru XV 1.6i 114 CV AUT7 Executive Plus: 27.000 euros
  • Subaru XV 1.6 ECO BI-FUEL 114 CV AUT7 Sport: 24.100 euros
  • Subaru XV 1.6 ECO BI-FUEL 114 CV AUT7 Sport Plus: 26.250 euros
  • Subaru XV 1.6 ECO BI-FUEL 114 CV AUT7 Executive Plus: 28.750 euros
  • Subaru XV 2.0 ECO HYBRID 150 CV AUT7 Sport Plus: 30.500 euros
  • Subaru XV 2.0 ECO HYBRID 150 CV AUT7 Executive Plus: 32.500 euros

En Motorpasión | Probamos el nuevo Subaru Impreza. Un coche compacto equilibrado como alternativa a los SUV | Los coches que serán novedades de 2020, marca por marca

-
La noticia Probamos el Subaru XV ECO HYBRID. Ligero lavado de cara para un SUV híbrido que sorprende en off-road fue publicada originalmente en Motorpasión por Alejandra Otero .



La entrada Probamos el Subaru XV ECO HYBRID. Ligero lavado de cara para un SUV híbrido que sorprende en off-road aparece primero en https://ift.tt/2UQAP76
Compartir en Google Plus

Sobre AGNUS® PUBLICIDAD

Revista digital Autos es una publicación diseñada en archivo digital que se trasmite mediante internet. Hacemos revisión de publicaciones de lo más destacado en Internet y las ponemos más cerca de ti.
    Comentar la Entrada
    Comentar en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario